A.SI.QUI.PU

Atención a Familias y a la Comunidad

Las familias son los principales proveedores de recursos para mejorar la calidad de vida de sus hijos. La integración social de las personas con discapacidad pasa por la aceptación de ésta en el seno de la familia. Este esfuerzo permanente provoca situaciones en las que necesitan apoyo y orientación. Por esta razón se considera el trabajo con las familias como uno de los elementos imprescindibles en el tratamiento e integración de las personas con discapacidad.

La atención a las familias puede ser de forma individualizada y continuada o de forma colectiva, donde estarían las escuelas de padres y la convivencia con familias

Respecto a la atención a la Comunidad, se pretende: por un lado la atención a la comunidad, mediante la información, sensibilización, asesoramiento comunitario, etc. y por otro, la atención a profesionales y voluntarios ya sean propios o ajenos, mediante la información y/o formación propia.